El Rincon de Alberto

jueves, 28 de enero de 2021

Regeneración

Sanclemente, José (28/01/2021)

Regeneración

Roca Editorial, Barcelona,  288 pp.

ISBN: 9788417968113


Leire Castelló es contratada por el periódico Liberación de Madrid, un diario en decadencia que pretende influir en la política y la economía de la capital. Leire ha dejado Barcelona para situarse en primera línea de la información política donde las empresas del IBEX, las instituciones y los partidos políticos están inquietos ante el resultado de unas próximas elecciones que pueden acabar con el bipartidismo, y en las que también las cloacas del Estado actuarán para impedirlo.

Leire, distanciada de su compañero sentimental, el inspector Julián Ortega de la Brigada Criminal de Barcelona, ejercerá como reportera de investigación, con la promesa de su directora de que gozará de independencia y libertad.

Pronto se dará cuenta de que nada es como se lo imaginaba, cuando un caso de asesinato en Barcelona, que investiga el inspector Ortega, será relacionado con otro que se produce en Madrid a las pocas horas, el del presidente de la Sareb (el banco malo que se quedó con los activos inmobiliarios de los bancos buenos para acudir al rescate de estos). Ambos muertos fueron objeto de escraches, organizados por miembros del Partido Adelante, un nuevo partido progresista surgido tras el 15 M. Las acusaciones del Gobierno a la líder de Adelante serán brutales: «La violencia engendra violencia» y «de aquellos escraches llegan estas muertes». Sin embargo todo podría ser una cortina de humo para tapar un caso de corrupción del partido conservador al haber adjudicado pisos de protección oficial en manos del banco malo a extraños fondos buitre.

El inspector Ortega y la periodista Castelló colaborarán para desentrañarlo y se reavivarán entre ellos antiguos desencuentros y pasiones.

La vieja política se enfrenta a la nueva con los medios de comunicación en liza, los nuevos digitales y los viejos de papel.

El gran cambio solo puede conseguirse mediante la recuperación de la confianza en los políticos y en la prensa. La Regeneración de ambos parece imposible.


La corrupción es como el chapapote que emerge en la superficie del mar y se deposita sobre las playas cuando hay un vertido de petróleo. El contaminante se hace bien visible y la pasta de alquitrán se puede recoger con esfuerzo, pero el océano se traga buena parte del líquido oleaginoso y devasta el bioma marino sin que tengamos conocimiento preciso de ello, simplemente porque no lo vemos.

Llevo años oyendo hablar de la Sareb (el llamado banco malo) y de los fondos buitres, no creo que exista alguien que no haya escuchado estos términos a poco que vea las noticias, pero lo cierto es que, más allá de su sentido negativo, poco más sabía de ellos, hasta ahora.

Y es que este libro te pone frente a estas dos realidades, que si me permitís voy a intentar explicar brevemente, más por explicármelo a mí que a vosotros.

La Sareb es la “Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria”; ahí es nada, que se define a sí misma como “una entidad creada para ayudar al saneamiento del sector financiero español y, en concreto, a las entidades que arrastraban problemas debido a su excesiva exposición al sector inmobiliario. Vamos, que se creó, básicamente para rescatar a los bancos.

La Sareb llegó a España en el año 2012 a través de un acuerdo con los socios europeos, ya que su creación era una obligación para recibir los fondos que permitieran el “rescate” de la banca. Su misión era “recibir los activos inmobiliarios de las entidades que atravesaban dificultades, para reducir los riesgos de las mismas y liquidar de forma ordenada los activos problemáticos”. Y esta es una de “las madres del cordero” a las que alude el libro, porque uno de los fallecidos es el presidente de este “banco malo”.

“La mayor parte del capital de Sareb, un 55% es privado, pero el resto (un 45%) está en manos del

Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB)” y esta es otra “madre del cordero”, ya que el FROB es una entidad de Derecho público (depende, por tanto de la administración pública, dirigida por el gobierno de turno) y cuyo objeto es  gestionar los procesos de resolución de las entidades en su fase ejecutiva”. Y, claro,  si el FROB es dueña de parte de la gestora y está “controlada” por el gobierno, es fácil proveer que si alguien “mete mano en la caja” o quiere llevar a cabo maniobras mas o menos transparentes este será sin duda parte de aquellos que nos gobiernan.

Hay políticos que cuando llegan al poder se creen de verdad que lo público es suyo, que pueden hacer y deshacer a su antojo. Pienso que algunos han reparado tarde en que prevarican constantemente con sus decisiones. Lo consideran tan irrelevante como cuando aparcas el coche en doble fila para ir al cajero automático. 

Y la tercera “madre del cordero” son los llamados “fondos buitre”, que invierten en bienes que potencialmente pueden suponer una gran ganancia, pero que, a la vez, presentan un alto riesgo de que algo “salga mal”. Vamos, que su misión es comprar barato y vender caro, aprovechándose de situaciones financieras críticas, tanto en países como en empresas.

Estas entidades llegaron a España entre 2012 y 2013, en plena resaca de la crisis financiera. Los bancos y las cajas de ahorro tenían muchas propiedades, debidas a los impagos de las hipotecas y tanto el Banco Central Europeo (BCE) como el Banco de España (BdE) instaron al sector bancario a que se libraran de estos inmuebles para sanear sus cuentas.

Al ver esta oportunidad en el mercado inmobiliario español, los fondos buitre decidieron asumir el riesgo de comprar los inmuebles y pronto se convirtieron en los principales tenedores del mercado. Estas acciones no se limitaron a las viviendas de construcción privada, sino que se dirigieron, además a la adquisición de viviendas sociales.  

Ya hemos dicho que el objetivo de estos inversores es comprar y vender para aumentar la rentabilidad, y eso hicieron con las viviendas sociales (que son parte del patrimonio del estado), además, en el caso de las viviendas sociales otra fórmula de  aumentar dicha rentabilidad es subir el precio del alquiler de manera desproporcionada a aquellos inquilinos de las que inicialmente eran viviendas sociales y que han concluido el contrato inicial que firmaron con la entidad pública de turno. Y esta situación produjo, en su momento masivas protestas y el nacimiento de un movimiento ciudadano que acabaría convirtiéndose en un partido político.

Y esta es la ultima “madre del cordero”, porque el segundo muerto de esta novela tiene mucho que ver con estos fondos buitres y, además, ambas víctimas, han sufrido los escraches de  este partido político, lo que les convierte en el centro de las acusaciones  de ser, sino brazo ejecutor, si instigadores de la violencia que ha llevado a estas dos muertes.

Y con estas premisas, el autor monta una novela en la que la corrupción política, la corrupción periodística e incluso la corrupción policial se entrelazan con asesinatos, traiciones y manipulaciones de lo más variado.

Leer esta historia ha sido como ver las noticias o escuchar hablar de los sumarios de cualquiera de los casos de corrupción que se ventilan en los juzgados de nuestro país y que estamos tan acostumbrados a escuchar diariamente que apenas les damos importancia.

He sido capaz de identificar a cada uno de los personajes de esta historia con personajes reales, y aunque, obviamente, tanto el desarrollo de las acciones como las escenas privadas de los protagonistas son producto de la imaginación del autor, a lo largo de toda la lectura he tenido la sensación de que todas y cada una de esas imágenes podrían haber sucedido en la realidad.

Supongo que es una broma de mal gusto. La ética para vosotros es como una goma elástica que da mucho de sí, pero a veces se rompe de tanto estirarla —dijo Madridejos. —Bien, pues si eso es lo que pensáis, adelante. El daño está hecho, pero si queréis profundizar en la herida y acabar jodidos del todo, estáis en vuestro derecho. Ahora tenemos la oportunidad de ir los tres grandes partidos de la mano, de lanzar un mismo mensaje a la sociedad, de no hacer leña de una mera causa administrativa que se ha regularizado. Cuando esto se sepa y los candidatos dimitan, van a ir a mirar todos nuestros patrimonios con lupa y ahí no van a encontrar nada. No hay más causa. Esto durará poco tiempo. 


Tampoco creo muy alejada de la realidad lo que supongo que ocurre de puertas para adentro de la redacción de cualquier periódico. Un periodismo que el autor nos muestra determinado, no solo por la ideología propia del periódico, más alejada a uno u otro extremo, sino además, por los favores y favoritismos que se reciben de una u otra parte y que a menudo obliga a devolver favor con favor…

Lo peor de mi profesión es hacerse amiga de un político. No debo contemporizar con vosotros. En cuanto te tomas un café con uno y le ríes una gracia, ya le parece que tienes que escribir a su dictado. 

A este mundo de corruptelas podemos añadir que la corrupción no entiende de profesiones y que también entre las fuerzas de seguridad pueden darse manzanas podridas. Y es que el dinero tiene mucho tirón, y hay que tener la mente muy clara y la conciencia muy limpia para no caer en según qué tentaciones.

La novela construye una doble investigación, la periodística y la policial, que, aunque presentan objetivos distintos, acaban convergiendo para darnos una visión exacta, concreta y completa de la trama y es que los dos protagonistas, el inspector Julián Ortega y la periodista Leire Castelló, son dos personas integras que solo buscan encontrar la verdad.


Ese no es nuestro cometido. Tenemos que contar la verdad. Nosotros no tenemos que poner o quitar políticos, nuestra obligación es vigilar al poder, no formar parte de él. 


Estamos ante una novela, que bien podría ser una crónica, tan apegada está, desgraciadamente a la realidad de nuestros días. A ese “y tú más” al que nuestros políticos nos tienen tan acostumbrados, a ese menosprecio con que se tratan unos a otros, a esa hipocresía de lo que se escupen cara a cara, pactando lo contrario a nuestras espaldas, a esas noticias inventadas para humillar al contrario, a esa falta de respeto que se respira en nuestras instituciones día a día, a ese desfile de cargos políticos por las salas de justicia, a las zancadillas y mentiras que unos y otros utilizan en las campañas electorales para arañar unos cuantos votos…. A todas esas situaciones que han conseguido que perdamos el respeto por nuestra clase política y por la esperanza de que la palabra “regeneración” deje de ser, en algún momento, una palabra para convertirse en una realidad.

Ha sido una lectura amena y educativa, una novela en la que me he sentido inmersa desde la primera a

la última línea. Una historia llena de sospechosos, en la que los culpables no son quienes más lo parecen, en que los inocentes no lo son tanto como pudieran parecerlo, en el que todos de una u otra forma tienen algo que ganar y algunos, tienen mucho que perder.

Una novela que, sin duda, os aconsejo leer, porque la realidad supera la ficción, pero en este caso nuestra realidad se refleja claramente en la ficción.

Creo que no me equivoco si afirmo que, independientemente de nuestras diferencias políticas, todos creemos que la estabilidad del país está por encima de nuestra ideología. Nos ha ido bien así. Tenemos una democracia fuerte y no queremos consentir que, fruto de ideas populistas y extremistas, se rompa esa estabilidad. Hoy gobernamos nosotros, mañana puede que lo hagáis uno de vosotros y seguramente nos vamos a necesitar los unos a los otros para mantener esa estabilidad. La alternancia en el poder es la base de la democracia, la destrucción del poder lleva al caos y a la sinrazón. 

Esta novela es mi primera lectura de la Yincana Criminal 2021,  en la sección Made in Spain, dentro del apartado La acción transcurre en Barcelona o Madrid

18 comentarios:

  1. Muy buena reseña, también he disfrutado con su lectura. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela tan real... a mi me ha encantado. Besos

      Eliminar
  2. Mucha realidad en este libro, por lo que cuentas. No me importaría leerlo si tengo la oportunidad, que creo que me puede gustar. Una reseña fantástica.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margari, es un libro muy vívido, seguro que te gusta. Un besazo!

      Eliminar
  3. Me has picado totalmente. Qué montón de cosas interesantes, tiene un montón de cosas que me atraen. La realidad es un asco, pero si viene aderezada con asesinatos será más interesante. Ojalá pueda echarle el ojo.
    Buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La realidad del libro es como la nuetra pero con un poquito mas de sangre... jajajaj. Ojala puedas leerlo. Un besazo

      Eliminar
  4. Pedazo de reseña te has marcado, parece una clase de economía!! A ver si tengo suerte en el sorteo, que si antes tenía ganas de leer la novela, ahora más. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, y lo que he aprendido... es una maravilla esta novela. Un beso.

      Eliminar
  5. Espero leerla en breve porque estoy convencida de que me encantará, ya que conozco al escritor de antes y me encanta como te enfrenta a la actualidad y te desarma, como has hecho tú con esta reseña.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi ha sido la primera novela del autor, pero seguro que no será la ultima. Un beso

      Eliminar
  6. Hola!
    tiene que ser curioso leer un libro en el que los personajes y las circunstancias son tan parecidos a los reales que seas capaz de ponerles fechas, datos, caras y nombres. Desde luego, no me importaría leerlo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A alguno hasta le veía la cara según iba leyendo... la descripción de las acciones lo pone muyyyy facil. Un besazo

      Eliminar
  7. Hola, muy interesante lo que cuentas, la verdad es que me has dejado con ganas de leerlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy interesante, ya me contaras si lo lees. Un beso

      Eliminar
  8. hola, no sé si me animaré con esta novela, pero desde luego tiene buena pinta por la temática.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela distinta y la temática muy cercana a nuestra realidad. Un beso

      Eliminar
  9. El tema no es que me llame mucho pero la reseña me ha gustado mucho.

    Besos!

    ResponderEliminar